Ministerio del Trabajo acepta diálogo con cuentapropistas

Ministerio del Trabajo acepta diálogo con cuentapropistas

Por:
8 enero 2018 | +

Con una nota en su cuenta de Facebook, Oniel Díaz, dio a conocer que el pasado 28 de diciembre participó, junto con la también emprendedora cubana Marta Deus, en una reunión de casi dos horas con altos directivos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) sobre el Proceso de Perfeccionamiento del Trabajo por Cuenta Propia (TCP).

El encuentro fue la respuesta que obtuvieron finalmente a una carta enviada desde el 21 de agosto pasado con la firma de 43 trabajadores por cuenta propia en la que reclamaban participar con las autoridades en un diálogo donde se aportaran ideas de ambas partes para conseguir el proclamado “perfeccionamiento”.

La petición de diálogo se sustenta en el interés de este grupo de ciudadanos de poder intervenir con sus puntos de vista en la reorganización de este sector en Cuba que agrupa a más de medio millón de trabajadores e implica a muchos otros de forma indirecta.

La reunión se realizó con el Director de Empleo del MTSS y parte de su equipo de trabajo. “Ellos, entre otras cosas, tienen un papel activo respecto al TCP dentro del Ministerio así que si bien no vimos a la Ministra hablamos con funcionarios directamente vinculados con el tema”, explicó Oniel Díaz.

El tono de la reunión fue muy fluido y natural. No se escuchó una voz sobre otra ni se vino con prejuicios. Se habló con entera libertad y se escuchó todo lo que teníamos por decir. Los funcionarios habían estudiado la carta previamente”.

Por su parte también Marta Deus explicó a OnCuba que “al ser un primer encuentro quisimos escuchar y no crear polémica desde el primer momento, y ese fue el tono.”

La carta enviada en agosto incluía seis aspectos fundamentales acerca de los cuales este grupo pedía diálogo:

-Flexibilizar los mecanismos para adquirir materias primas y / o insumos.

-Capacidad para realizar importaciones de carácter comercial.

-Tratamiento fiscal flexible y ajustado a las condiciones de la economía nacional.

-Sustitución de las autorizaciones por un listado de actividades prohibidas debido a intereses nacionales, políticos, económicos o medioambientales.

-Creación de un mecanismo de diálogo entre el MTSS y los trabajadores del sector.

-Implementación de la pequeña y mediana empresa privada en Cuba.

¿Qué puntos de los que ustedes llevaron les fueron más fáciles para dialogar y cuáles más tensos?

ODC: El punto central de discrepancia fue sobre la visión TCP y la emisión/alcance de las licencias. Hoy están reguladas las actividades que se pueden ejercer bajo la modalidad del TCP. Eso conlleva a que los vinculados a esta modalidad tienen que regirse por un listado de actividades aprobadas y que tienen definidas su alcance. No es legal ni hacer una actividad fuera de las autorizadas ni “excederse” en lo que se hace bajo la licencia aprobada. En palabras simples hay que restringirse al alcance. Nuestro punto en la carta y en la reunión fue que nosotros lo vemos al revés. Que lo que se debería establecer es un listado de actividades prohibidas por razones fundamentadas y dar un mayor margen para la realización de otras actividades.

MD: Las mayores discrepancias estuvieron en lo relativo a la reciente decisión de otorgar solo una licencia por persona, sobre la posibilidad de realización de actividades que el Estado no necesite intervenir en términos de proveer materiales, etcétera. Debatimos sobre el tono sobre el que se habla sobre el sector privado en la Asamblea Nacional, por ejemplo.  También se habló de por qué no dejar que los cuentapropistas identifiquen necesidades en la sociedad y creen negocios en base a ello. En todo caso decir que en sectores como salud o educación u otro no se permitirá la creación de empresas privadas, pero el resto, descentralizar.

OD: Sobre la decisión de una sola licencia por trabajador, les llamamos la atención sobre qué se iba a hacer con los que ya las tienen. Que era un tema muy sensible pues había empleados, familias, que dependen de ello, además de inversiones realizadas. Que creíamos que ello debía respetarse. Eso se lo dijimos después de discrepar por supuesto con esa nueva regla anunciada.

¿Qué argumentos exponen los funcionarios con los que ustedes se reunieron para oponerse a esa visión?

OD: Ellos argumentan que el Estado no puede proveer todo lo que necesita el sector para que funcione de forma adecuada sobre todo por falta de financiamiento.

MD: Ellos hablaron de que era un sector que está comenzando, creciendo, que ellos también están aprendiendo.

¿Falta de dinero para importar, por ejemplo, y crear mercados mayoristas?

OD: Son del criterio de que la economía nacional tienen que garantizar la asignación de recursos para la realización de las actividades autorizadas si no se crean situaciones que pueden conducir a la realización de trabajos con materias primas e insumos ilegales. Y eso es cierto. Pero habría que pensar que no todas las actividades requieren de la asignación de grandes recursos. Hay una tendencia a pensar en restaurantes o constructores cuando se habla de trabajo por cuenta propia. Pero ¿qué recursos necesita un tenedor de libros, un programador, un profesor de idiomas? Muy pocos.

Ustedes tenían en la agenda la idea de flexibilizar el comercio exterior y dar derechos de importación a los TCP. ¿Se habló de eso?

OD: Sí, se habló de ello. Insistimos mucho en que la importación con carácter comercial por personas naturales es una solución. Es un tema aún en valoración según ellos y que tienen también mucho que ver con la disponibilidad de divisas del país. Según nos explicaron el TCP está visto sobre la base del trabajo autónomo, individual, realizando un grupo de actividades previamente autorizadas. Nuestro enfoque de dar más libertad para la realización de actividades corresponde más con el esquema que se aplica en el mundo (y que ellos han estudiado) para las PYMES.

¿Y qué creen estos funcionarios sobre las PYMES?

OD: Que acá en Cuba ya se había aprobado en la conceptualización del modelo económico el surgimiento de las PYMES y que en la implementación de esas nuevas políticas el enfoque sería de otra manera. Las ven como una organización ya más compleja que llevará un tratamiento diferente desde todo punto de vista pero que obviamente no es competencia únicamente del MTSS. La idea que nos transmitieron fue que el Proceso de Perfeccionamiento es para reorganizar el TCP, no para detenerlo. Que un mayor alcance en cuanto a participación privada en actividades económicas vendrá de la mano de las PYMES.

¿Cuál es el horizonte para las PYMES?

OD: Soy de la opinión de que los dos temas deberían ir de la mano. Que a la vez que se reorganizara el TCP salieran los marcos jurídicos para las PYMES. Ellos ven estos procesos con marcos de tiempos para implementar diferentes. Me atrevo a asegurar que pronto saldrán las nuevas regulaciones del TCP y las PYMES seguirán demoradas.

¿En qué puntos de los que ustedes llevaban no hubo discrepancia?

OD: Pues sin dudas en las razones que ellos esgrimen para el perfeccionamiento. Nosotros tampoco estamos conformes con la ilegalidad, la violación de los derechos laborales de los trabajadores, en que se afecte el medio ambiente por los desechos de un negocio o se moleste en un barrio. Ni queremos dinero sucio circulando en Cuba.

¿Y en las soluciones para eso? ¿Puntos de contacto?

OD: En eso hubo coincidencias en la necesidad de regular bien pero también porque la ausencia de regulación nos afecta a nosotros.

Otra cosa en la que fuimos claros fue en el tratamiento a los privados en los medios de comunicación y en los debates. Somos de la opinión de que es muy común en los medios cuando se hablaba del TCP mencionar solo aspectos negativos, que si se viola el fisco, que si se daban casos de corrupción, que si se usan materias primas ilegales, etc. Creemos que el tema lleva un enfoque diferente, más abierto y práctico. Que hay muchos buenos ejemplos para socializar donde se ha generado empleo, prosperidad, responsabilidad para con el entorno.

Y que sí se van a poner también hechos negativos pues no se haga a través de generalizaciones sino con ejemplos puntuales. También necesitamos conocer los malos ejemplos de las empresas estatales.

¿Pudieron saber si se volverá a reactivar el otorgamiento de licencias que se detuvo el 1 de agosto?

OD: Se nos dijo que sí, que se van a reactivar. Al parecer los cambios que se van a introducir son fundamentalmente de procedimientos para obtener las licencias.

¿Aumentará el número de actividades aprobadas?

OD: Disminuye a partir de que se fusionan varias que eran afines.

¿Se reunirán de nuevo? ¿Habrá continuidad en estos encuentros?

OD: Bueno, nosotros ofrecimos nuestra disposición a mantener reuniones como esta cuando requiera el MTSS para debatir, intercambiar. Ellos nos refirieron mantener muchos canales de comunicación con los TCP que ya están sindicalizados, según sus datos más del 80 por ciento lo está. Para nosotros se validó esté método. Seguiremos debatiendo, haciendo oír nuestras opiniones y tocando puertas, tanto del MTSS como de otras instituciones del Estado.

Tomado de OnCubaMagzine

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *